1 de marzo de 2021

Guisantes frescos con bacalao desmigado

 






La primera foto es la que hizo mi hijo que se llevó el táper para cenar en su casa y la otra foto es la mía y creo que se merece su foto estar en la cabecera de la receta porque le ha quedado genial el emplatado. Mi emplatado está claro que no tenia el día de fotógrafo jajá.

Ingredientes 4 personas:

3 kilos de guisantes frescos tipo lagrima (una vez desgranados serán unos 1000 gr)

350-400 gr de morro de bacalao ya desalado

1 litro de caldo de bacalao (hecho previamente con las pieles de bacalao, espinas, cabezas.)

200 gr de patata (Kennebec si puede ser)

1 diente de ajo

1 lima

1 huevo

1 cucharada de mantequilla

Menta fresca

Jengibre

Aceite de oliva virgen extra. Aceite de sésamo (opcional). Vinagre de arroz o de manzana o balsámico. Pimienta blanca

Elaboración:

Desgranamos los guisantes y guardamos 400 gr de vainas. Las lavamos y cortamos estas vainas de los guisantes en trozos. Ponemos en una olla alta 1 cucharada sopera de mantequilla y que empiece a sudar y entonces le añadimos las vainas y empezamos a que con el calor suden y vamos removiendo.

Pelamos y cortamos la patata en dados pequeños y se lo añadimos a la olla. Y dejamos que también sude junto a las vainas y vamos removiendo

Sacamos de la nevera el litro de 1 caldo de bacalao y lo calentamos en un recipiente. Añadimos el caldo caliente a la olla y lo dejamos hervir durante 20 minutos. Luego lo trituramos con la batidora eléctrica de mano y después lo colamos por un colador de malla y reservamos este caldo en un cazo.

Laminamos 1 diente de ajo y ponemos a calentar en una paella o cazo o pequeño 3 cucharadas soperas de aceite y dejamos que las láminas del ajo empiecen a bailar. Cuando empiecen a querer cambiar el color. Añadimos el jengibre rallado (una cucharada de postres colmada, la ralladura de media lima, un hilo de aceite de sésamo, pimienta blanca y un hilo de vinagre de arroz o vinagre suave de manzana, removemos y lo dejamos enfriar en un vaso de la batidora túrmix.

Sacamos de la nevera el táper con los 350-400 gr de morro de bacalao desalado y lo secamos y lo desmigamos con los dedos. Lo reservamos.

En el vaso de la batidora túrmix donde tenemos el ajo con los otros ingredientes mezclados, le añadimos 1 huevo, aceite de oliva virgen extra y un poco de aceite de sésamo (opcional) y lo emulsionamos con el túrmix como si fuera una mayonesa-vinagreta pero que no nos quede muy espesa, mejor como unas natillas la textura.

Calentamos el cazo de la crema de guisantes.

Ponemos en una cazuela grande y ancha un buen hilo de aceite de oliva virgen extra y cuando este caliente le añadimos los 800 gr de guisantes y 2-3 cucharadas soperas de agua mineral tapamos y dejamos que se hagan al vapor 3 minutos y lo retiramos del fuego.

Servimos en un plato hondo un cucharon de la crema caliente, los guisantes por encima, el bacalao desmigado y la mayonesa-vinagreta, unas cuántas hojas de menta un poco rota con los mismos dedos y un poco de pimienta. Y a disfrutarlo.

Receta del Marc Ribas en el programa cuines donde puedes ver el video de la receta.






1 comentario:

  1. Preciosa la foto de tu hijo, pero oye, con un tuper así de rico un emplatado a lo grande es perfecto!
    Peto y feliz semana,
    Palmira

    ResponderEliminar