24 de febrero de 2020

Alcachofas rebozadas



Ingredientes 2 personas:
3 alcachofas
Harina 3-4 cucharadas soperas
Sal
1 huevo pequeño
Perejil o limón.
Agua muy fría
Aceite de oliva virgen extra
Elaboración:
Ponemos un bol agua y unas hojas de perejil o 1 limón partido en varios trozos.
Pelamos  las alcachofas de las hojas exteriores  más duras hasta que lleguemos al centro que ya son bien blancas. Pelamos el tallo y dejamos un poco de él. Cortamos  la alcachofa por la mitad para quedarnos con el corazón y luego las cortamos a cuartos u octavos dependiendo del grosor de la alcachofa y le quitamos la pelusa del centro  y las ponemos en el bol del agua con el perejil o limón para que no se oxiden.
Mientras ponemos a calentar lentamente en un cazo pequeño el aceite de oliva virgen extra que cubra las alcachofas para freírlas.
En un bol ponemos la harina, la sal, el huevo pequeño y un poco de agua fría y mezclamos bien con unas varillas, vamos añadiendo más agua poco a poco para que nos quede una textura que al levantar las varillas haga la forma de cinta la salsa ósea ni muy espesa ni muy liquida, como unas papillas. Sacamos las alcachofas del agua las secamos un poco sobre papel de cocina absorbente y las ponemos dentro del bol del rebozado, las rebozamos bien y cuando tengamos el aceite a 170-180 grados las freímos y las dejamos después sobre papel absorbente. Servir inmediatamente. Opcionalmente al momento de servirlas se le puede añadir un poco de sal por encima.
Sirve de aperitivo y también de acompañamiento a cualquier carne o pescado.