25 de junio de 2019

Sardinas con ensalada de tomate y cebolla





Ingredientes:
Sardinas
Tomates cebolla  fresca dulce aceite de oliva virgen extra
Sal
Cayena, 4-6 dientes de ajos, albahaca fresca, olivada negra, vinagre
Elaboración:
Hacemos la salmuera (formula 1 litro de agua fría x 100 gr de sal) en función de la cantidad de sardinas que usemos poner el litro o medio litro o  un cuarto, siempre respetando la formula de agua x sal)   y remover bien la mezcla y cubrir los lomos de sardina durante cinco minutos. Transcurrido el tiempo, quitamos los lomos de las sardinas de la salmuera y dejamos que se sequen sobre papel de cocina y los secamos bien también por encima*.
**En un cazo  u olla que pueda ir al fuego ponemos el aceite de oliva y le añadimos unos dientes de  aplastados con unos granos de  pimienta y  una cayena. Y vamos calentando el aceite lentamente sobre los 50 grados y  llegados a este punto le añadimos las sardinas y  cocemos las sardinas durante cuatro minutos. Mientras, cortamos en gajos los tomates, (que pueden ser de diferentes tipos para crear una ensalada diferente). Laminamos una cebolla tierna y vamos colocando los trozos juntos a los gajos de tomate. Posteriormente, cortamos las sardinas cocidas y las colocamos en el plato, junto a los tomates y los trozos de cebolla. Para acabar aliñaremos la ensalada  ponemos en un bol  dos cucharadas de aceite que hemos utilizado durante la cocción, olivada, albahaca fresca picada y unas gotas de vinagre. Mezclamos los ingredientes y después echamos en el plato que estará listo para servir.
Notas:*Yo prefiero primero por el tema del anisakis  filetear los lomos de las sardinas  y hacer la salmuera y una vez han pasado los 5 minutos en salmuera los saco y los seco bien por abajo y por arriba y pongo  los lomos dentro de una bolsa plana y la llevo al congelador domestico un mínimo de  5 dias. Luego los descongelo sobre una rejilla en la nevera y sigo con la receta**.
Si no os gusta la olivada de aceitunas  negras, como es mi caso,  podéis poner la olivada de olivas arbequina que le da un punto diferente.
El aceite de confitar las sardinas se cuela y sirve para aliñar ensaladas o freir pescado.


4 comentarios:

  1. La trobo boníssima aquesta recepta!
    I sí, jo també les deixo uns dies al congelador... més val prevenir 😅

    Ptnts
    Glòria

    ResponderEliminar
  2. Miquel, visualmente, por el colorido, el plato ya entra por los ojos, además de que lo imagino muy pero que muy bueno

    Abrazos!!

    ResponderEliminar
  3. Así preparadas las sardinas son un manjar.
    Plato de autor si si si olé.
    Peto y feliz fin de semana,
    Palmira

    ResponderEliminar