16 de enero de 2017

Potito de patatas huevo y trufa




Ingredientes para 2 potitos:
2 huevos de corral
1 patata pequeña de freír (unos 80 gr)
Trufa fresca o pasta trufada o trufa en su jugo pero de buena calidad.
Aceite de trufa
Sal (si tenéis sal de trufa mejor)
Para el puré de patatas:
1 patata de hervir unos 180 gr (variedad de patatas)
30 gr de puerro
20 gr de mantequilla
Sal
2 botes de vidrio con su tapa hermética.
Elaboración:
Primero hacemos el puré y si podemos hacerlo un rato antes para que se enfrié mejor. Pelamos la patata de cocer y la cascamos, la ponemos en un cazo con agua hirviendo. Añadimos el puerro picado y la mantequilla. Salpimentamos y dejamos cocer a fuego medio durante unos 20 minutos. Una vez todo cocido, sacar la patata y ponerlo dentro de un vaso batidor, añadir algo de su agua de cocción y lo trituramos. Añadir más agua si hace falta y triturar hasta que tenga la textura de puré.
Cortamos la patata de freír en rodajas muy finas, las  pasamos por agua y las secamos bien. Las freímos en abundante aceite de oliva. Una vez fritas, las retiramos sobre papel de cocina. Estas patatas las tenemos que hacer justo antes de montar el potito, pues han de quedar crujientes.
Ponemos  el puré de patatas y puerro en el fondo del tarro de vidrio. Cortamos bruscamente las patatas fritas y las añadimos encima. Salamos ligeramente. Incorporamos el huevo, con cuidado que no se rompa la yema. Salamos si tenemos sal de trufa mejor, sino la que tengamos. Añadimos la trufa fresca rallada o la de bote picada o la pasta de trufa. Y ponemos un chorrito de aceite de trufa.
Tapamos y cocemos al baño María durante 14 minutos a 85ºC. Si no tenéis termómetro, debéis dejarlo en el punto justo antes de que rompa a hervir. La clara quedará prácticamente hecha y la yema líquida. Servimos inmediatamente y dejamos que cada uno destape su potito, y quedaremos sorprendidos  por el olor a trufa y antes de comerlo mezclar lo todo y a disfrutar.
Notas: Si tenéis aceite de trufa ponerle también unas gotas aumentara mas el perfume.Mis huevos estaban también previamente aromatizados en la trufa.Ver receta

Receta que se la vi a MJ Las recetasdemj y podéis ver su vídeo de cómo hacerlo en su receta.

15 comentarios:

  1. Una idea estupenda! Deben de saber a gloria!
    Peto y feliz semana,
    Palmira

    ResponderEliminar
  2. jeje sembla el potito que li faig al Martí!! té molt bona pinta, un plat en un potet, la barreja en boca ha de ser extraordinària! petons

    ResponderEliminar
  3. A parte de la fantástica presentación, esto debe estar buenísimo. Se me ocurre que para dejar el plato medio montado y que no se reblandezcan las patatas fritas, se podrían poner al final, encima del huevo una vez fuera del fuego?
    Un abrazo y feliz semana
    Blanca de JUEGO DE SABORES

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perfectamente se podrian poner al final encima del huevo.

      Eliminar
  4. Qué maravilla hincar la cuchara hasta el fondo y llevarte a la boca todos esos sabores.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Queden ben vistosos els plats presentats en potets! i bo segur que ho està, la combinació és perfecta!!petó

    ResponderEliminar
  6. Una autèntica delicia Miquel!
    PTNTS
    Glòria

    ResponderEliminar
  7. Que resultones quedan las presentaciones en vasitos, me gustan un monton!
    Besitos

    ResponderEliminar
  8. Seguro que está delicioso y la presentación genial. Un besazo.

    ResponderEliminar
  9. Una presentació ben xuta i un plat bo i amb una combinació de sabors ben intensos.

    Mira, la patata fregida segur que perdrà el toc cruixent però jo no tindria cap problema a endur-me'l per dinar dins una d'aquestes carmanyoles tèrmiques: un potet 'to go' ;)

    Petons

    ResponderEliminar
  10. Muy original la presentación y rico.

    ResponderEliminar
  11. Miquel que vistoso, te ha quedado un plato muy original, felicidades!! Bss.

    ResponderEliminar
  12. Hola Miquel, me parece una receta de lo más original, te dejaría el tarro limpio...

    Abrazos!!

    ResponderEliminar
  13. Mmmmmm mira, yo que había tomado potitos de adulta (una operación en una muela que me impidió comer y me quitó las ganas de cocinar, cuando aún no vendían purés envasados) había jurado por lo alto que jamás volvería a comer aquella cosa infernal insípida e incomible... pero oye, que si me lo pones así puedo reconsiderarlo :)

    ResponderEliminar
  14. Una buena adaptación casera del potito de huevo trufado del restaurante Singular & co.

    ResponderEliminar