1 de mayo de 2010

Pizza casera a mi gusto



























Ingredientes para una pizza para 3 personas:
250 gr de harina
125 gr de agua
5 gr de levadura deshidratada (seca)
5 gr de sal
12,5 gr de aceite oliva virgen

Para el relleno:
4 o 5 cucharadas soperas de salsa de tomate
Orégano
Quesos de la siguiente variedad y cantidad:
40gr de Mozzarella (imprescindible en una pizza)
40gr de Emmental (Este nos da un toque gratinado)
20gr de Raclette (nos da los hilos clásicos del queso)
1 lata de piña natural en su jugo pequeña de 125 gr. neto o piña natural fresca
1 paquete de 100 gr. de lonchas finas de jamón cocido
1 lata pequeña de champiñones o 2 champiñones grandes frescos
Hojas de rúcala
1 bola de Mozzarella fresca de búfala
Aceite de oliva virgen

Elaboración:

En un bol poner la harina y mezclar con la levadura, mezclamos con las manos y le añadimos unos 110 gr. de agua (porque todas las harinas no tienes la misma humedad) y seguimos mezclando con las manos durante unos minutos, luego le añadimos la sal y continuamos mezclando unos minutos más.

Para finalizar le añadimos el aceite y volvemos a mezclar otros minutos. Si al final de este proceso vemos que la masa no nos queda bien ligada y vemos que le falta liquido le vamos añadiendo poco a poco el resto del agua que nos queda. Una vez tenemos bien formada la masa la ponemos dentro de una bolsa de plástico la dejamos con aire dentro, o sea hinchada, y la dejamos en la nevera mínimo una hora o si podemos de un día para otro está mejor, según dice el maestro pizzero Fabián Martín.

Una hora antes de hacerla la sacamos de la nevera y la dejamos dentro de la bolsa a temperatura ambiente.

Espolvoreamos harina en el mármol donde vamos a estirar la masa y con ayuda de las manos y después del rodillo la estiramos a medida de nuestra bandeja de horno casera.

Ponemos una hoja de papel de horno en la bandeja del horno y ponemos la masa bien estirada encima.
Ponemos la salsa de tomate encima de la pizza y la repartimos bien por toda ella. Espolvoreamos el orégano por toda la pizza y luego le añadimos el jamón (cortadito en tiras de unos 1-2 cm.), la piña también en trocitos y los champiñones en láminas. Le repartimos los quesos por encima y la ponemos al horno 15-20 minutos (depende del horno de cada uno) horno a 220º.

Mientras cortamos la mozzarella fresca en láminas o trozos y reservamos.

Cuando esté la pizza le ponemos los trozos de mozzarella y las hojas de rúcala y le damos un cordón de aceite de oliva virgen por toda ella.

Opciones:
También queda muy bien añadirle trozos de lonchas finas de jamón serrano al final junto a la rúcula.

No hay comentarios:

Publicar un comentario